El gato mexicano y otros felinos presentes en el país

Existen más de 50 razas de gatos en todo el mundo, desde el azul ruso, hasta el gato siamés son populares y buscados por las personas. Pero existe una raza poco conocida y se trata del gato mexicano, que encanta con sus características peculiares y derrite los corazones de sus dueñ@s.

De acuerdo con el estudio Pet Censo 2020, el 32.58% de los mexicanos que adoptan un gato prefieren que sea mestizo a uno de raza.

¿Cómo es el gato mexicano doméstico?

La domesticación de los gatos se lo debemos a los egipcios hace más de 5,000 años, el intercambio cultural, conquistas y guerras hicieron posible que los gatos se propagaran por el territorio europeo y asiático, dando lugar a variaciones genéticas y la proliferación de distintas razas.

Este mismo patrón fue lo que dio origen al gato mexicano, el cual es el sucesor de los gatos traídos de España durante la ocupación del país, en el período conocido como La Colonia.

Su nombre científico es Felis Catus, tiene un peso promedio de dos a seis kilogramos y fue hasta el año de 1970 cuando fue reconocida como raza oficial por la Asociación Mexicana de Gatos en el país.

Este felino doméstico propio de estas tierras tiene un cuerpo ligero y robusto, sus extremidades son largas, musculosas y pesadas con las cuales puede desplazarse rápidamente y dar ágiles saltos. Su pelaje es denso y le permite protegerse de las bajas temperaturas y humedad.

Es un tipo de gato que tiene muy marcado su instinto de cacería, esto probablemente se deba a que sus antecesores de La Colonia trabajaban atrapando ratones que infestaban barcos y/o campos de siembra.

¿Existen más felinos domésticos mexicanos?

La realidad es que el gato mexicano es el único felino que puede entrar dentro de la categoría de doméstico. Existen otros seis felinos oriundos del país, pero todos ellos son animales salvajes y por desgracia algunos en peligro de extinción.

Estos felinos silvestres han habitado en ecosistemas mexicanos por largo tiempo, pero la sobre explotación de su hábitat (deforestación) y ocupación residencial ilegal por parte de los humanos en estas áreas silvestres, así como la caza ilegal para tráfico de especies ha puesto en peligro el número de ejemplares.

Los felinos son los siguientes:

Margay (Leopardus wiedii)

Jaguarundi (Puma yagouaroundi)

Ocelote (Leopardus pardalis)

Lince Rojo (Lynx rufus)

Puma (Puma concolor)

Jaguar (Panthera onca)

Si eres un catlover de corazón recuerda que no porque este tipo de felinos pertenezca a la misma familia que los gatos, te da el permiso de tenerlos como mascota, son animales silvestres que merecen vivir libres y tranquilos.

Deja un comentario